Inicio Salud Nicturnia. ¿T...

Nicturnia. ¿Te levantas por las noches?

Un problema muy común entre la gente mayor es el hecho de levantarse varias veces durante la noche para ir al baño. A este problema se le llama nicturia, puede tener diversas causas, pero en los hombres con frecuencia la causa es la próstata.

Compartir

Un problema muy común entre la gente mayor es el hecho de levantarse varias veces durante la noche para ir al baño. A este problema se le llama nicturia, puede tener diversas causas y más allá de acostumbrarse a la incomodidad y echarle la culpa a la edad, existen diferentes opciones para tratarlo y paliarlo.

Está bastante consensuado que levantarse mas de dos veces por la noche para ir al baño de forma habitual se considera nicturia. Nuestra vejiga está diseñada con suficiente capacidad teórica para poder dormir alrededor de ocho horas sin necesidad de vaciarla. Las personas que sufren de nicturia suelen dormir menos profundamente lo que acaba suponiendo que descansan peor y durante el día pueden tener somnolencia y cansancio, lo que reduce significativamente su calidad de vida. En las personas mayores, además, se relaciona con el riesgo de provocar caídas y fracturas. Levantarse de noche, medio dormido y quizá sin encender la luz ni hacer ruido, puede desembocar fácilmente en caídas inesperadas. También se asocia a conflictos de pareja en las personas que no duermen solas al afectar al descanso no sólo del que la sufre. El problema aumenta con la edad, tanto en hombres como en mujeres. Se estima que un 83% de las personas que sufren este problema tienen una edad media de 68 años.

Las causas pueden ser múltiples y a veces son sencillas y con algún cambio de hábitos fáciles de resolver. En primer lugar hay que plantearse si puede estar asociada a una ingesta de líquidos excesiva antes de acostarse. En ese sentido es recomendable reducir el consumo de líquidos desde media tarde, especialmente el de bebidas con alcohol y con cafeína. Otra causa frecuente puede ser el consumo de algunos medicamentos cómo los diuréticos que ayudan al cuerpo a eliminar el exceso de líquidos y se toman para diversas patologías. En este caso y previa valoración por el médico, se puede plantear tomar estos medicamentos con otro horario para evitar la nicturia.

El resto de las causas está asociada a síntomas de enfermedades como la diabetes, el cáncer o la hiperplasia benigna de la próstata, o problemas de la vejiga o el riñón. Por todo ello, ante la aparición de nicturia de causa desconocida, antes que acostumbrarse a ella, es importante acudir al médico, para averiguar de donde viene el problema e intentar resolverlo.

En todo caso pueden resultar efectivas algunas recomendaciones relativas al cambio de algunos hábitos de vida.

  • Orinar antes de acostarse aun cuando no tengamos ganas
  • Evitar o limitar la ingesta de líquidos en las horas previas a irse a la cama, especialmente bebidas alcohólicas y con cafeína.
  • Estudiar el cambio de horario de la toma de algunos fármacos, previa consulta con el médico.
  • Elevar las piernas en las últimas horas del día para evitar la retención de líquidos.

Además de estas sencillas recomendaciones, hay que saber que existen opciones con diferentes fármacos para reducir el problema en función de cual sea su origen, por lo que una vez mas hay que decir que la mejor recomendación es consultarlo con el médico.

Artículo confeccionado con información de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología y el Observatorio Nacional de la Incontinencia.