Inicio Salud Esperanzas de...

Esperanzas de vida en España en 2017

Información y estadísticas sanitarias publicadas en 2019 por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social

Compartir

Este informe presentado recientemente analiza las esperanzas de vida de la población residente en España en el año 2017, según sexo, edad y comunidad autónoma de residencia, así como su evolución desde 2002.

Salud

Esperanzas de vida en España en 2017

La esperanza de vida es, junto a otras medidas basadas en la mortalidad, el indicador más frecuentemente utilizado en la evaluación del estado de salud de las poblaciones. Ello se debe a que las estimaciones basadas en la información sobre mortalidad son las que presentan un mayor grado de validez para las comparaciones temporales y geográficas del nivel de salud. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), estos indicadores son la herramienta adecuada para comparar el nivel de salud entre los distintos países.

La esperanza de vida al nacer en España en 2017 fue de 83,3 años, 80,4 en hombres y 86,0 en mujeres. La evolución de dicha esperanza de vida fue muy favorable, aumentando 3,5 años desde 2002. Esta evolución favorable se observó tanto en hombres como en mujeres y en todas las comunidades autónomas. A la edad de 65 años, la esperanza de vida fue de 21,4 años (19,3 en hombres y 23,3 en mujeres). Desde 2002, esta esperanza de vida a los 65 años aumentó 2,3 años. Por comunidades autónomas, la esperanza de vida al nacer varió entre los 80,7 años de Ceuta y Melilla y los 85,1 de Madrid.

La diferencia en la esperanza de vida al nacer entre mujeres y hombres se ha venido reduciendo de forma paulatina; en 2002, las mujeres esperaban vivir al nacimiento 6,9 años más que los hombres, mientras que en 2017 se redujo hasta los 5,6 años. Estos resultados indican que la esperanza de vida en España fue en 2017 la mayor registrada entre los países de la Unión Europea y la tercera a nivel mundial, solo superada por Japón y Suiza.

Como ocurre en buena parte de los países desarrollados, la evolución de la esperanza de vida al nacimiento en España es muy favorable. Por hacer una comparación, a principios del siglo pasado los españoles esperaban vivir alrededor de 35 años, y en el año 1999 esta esperanza de vida había subido a 79 años, más del doble.

En las últimas décadas, el aumento relativo de las personas de más avanzada edad, como consecuencia del incremento experimentado por la esperanza de vida, tiene importantes consecuencias sanitarias y sociales. Los años vividos por un individuo no serán todos en un estado de perfecta salud, y la pregunta que se debe plantear es si la continua disminución del riesgo de muerte se acompaña de una mejora del nivel de salud de la población: ¿son los años de vida ganados, años de vida vividos en buena salud (libres de incapacidad o de limitación)? Para responder a esta pregunta se utilizan indicadores de esperanza de vida saludable, entre los que se encuentra los años de vida saludable, que también se presentan en este informe.

En 2017, en España, los años de vida saludable al nacer fueron 63,2 años (63,9 en hombres y 62,5 en mujeres). Esto supone un 75,9% de los años de esperanza de vida vividos sin limitación (79,4% en hombres y 72,7% en mujeres).

Desde 2006, el número de años de vida saludable al nacer ha aumentado en 0,3 años. Por otra parte, los hombres viven 1,4 años de vida saludable más que las mujeres. En 2017, el número de años de vida saludable a los 65 años de edad fue de 10,1 (10, 7 en hombres y 9,6 en mujeres); 1,1 años de vida saludable más los hombres que las mujeres. Esta diferencia a favor de los hombres ha venido aumentando desde 2006.

En todo caso, en los últimos años, con cada informe sigue aumentando la esperanza de vida y la esperanza de vida saludable en nuestro país, por lo que seguramente debemos felicitarnos. Aunque quizá también debemos seguir trabajando en mejorar la sanidad, la prevención y los hábitos saludables, que son sin duda factores fundamentales para mejorar nuestra calidad de vida.

Artículo confeccionado con información del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social