Inicio Mente Activa ¿Qué tiene el...

¿Qué tiene el rock que los mantiene así de bien?

La imagen de Mick Jagger contoneándose por el escenario al ritmo de Start Me Up, inasequible a la edad y a los efectos de la más que posible mala vida de los años dorados, se ha convertido en símbolo de lo que parece el poder rejuvenecedor de la música en general y del rock-and-roll en particular. ¿Qué tiene esta música maravillosa que mantiene al pie del cañón a tantos ídolos de los años sesenta del siglo pasado? ¿Habrán hecho, de verdad, un pacto con el diablo?

Compartir

ROCK-AND-ROLL, EL SECRETO DE LA LONGEVIDAD

Entre los cuatro rolling stones suman 290 años de edad, pero en lugar de estar en una residencia geriátrica jugando al dominó, en los últimos años no paran de realizar giras maratonianas por todo el mundo. En diciembre pasado, con un concierto multitudinario en La Habana, culminaron una gira (América Latina Olé Tour) que les llevó por las principales capitales de toda Latinoamérica. Hace apenas dos años, los Rolling Stones celebraron en Madrid el concierto más multitudinario de todo el año, con más de 54.000 asistentes, ganando por la mano a otras muchas bandas con la mitad de años. Pero Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ron Wood, sólo son los rostros más populares de este fenómeno, y no son en absoluto los únicos. Otros muchos grandes del rock permanecen en activo a pesar de haber superado ampliamente la edad de jubilación.

Robert Plant (69) y Jimmy Page (73), miembros de la histórica banda Led Zeppelin, todavía cuelgan el no hay entradas en sus conciertos. El gran Van Morrison (72), uno de los más grandes intérpretes de su generación, sigue en activo y en 2016 no paró ni un momento: hizo varias giras (en EE.UU. y Reino Unido) y publicó un nuevo disco de temas inéditos. Roger Waters (74), antiguo líder de Pink Floyd, organizó hace pocos meses un concierto gratuito en Ciudad de México, que desbordó de gente enfebrecida la enorme plaza del Zócalo. Los míticos Beach Boys, liderados por los hermanos Wilson (todos por encima de los 74 años), se volvieron a reunir tras años de separación en 2006 para celebrar los cuarenta años de su disco Pet Sounds, seis años después consolidaban el reencuentro y volvieron a poner en marcha la banda; desde entonces, los Beach Boys no han dejado de ofrecer conciertos.

De los dos superviviente de los históricos Beatles, sólo Paul McCartney, también con 74 años (además de cinco hijos y seis nietos), se mantiene en activo. En su medio siglo largo de carrera ha vendido más de 100 millones de discos y una de sus canciones más conocidas (Yesterday, una balada para variar) es la más versionada de la historia, pero no parece dispuesto a aflojar la marcha y en 2015 finalizó su última gira mundial hasta el momento (Out There! Tour), que había comenzado dos años antes en Belo Horizonte, Brasil. Otras figuras históricas del rock-and-roll que han sobrepasado la edad de la jubilación son Kris Kristopherson (80), los británicos Rod Stewart (72) y Eric Clapton (71) y el incombustible Tom Jones (76) entre otros muchos, por no hablar de los jovencísimos Sting (66) y Springsteen (67), dos súper veteranos con mucha guerra por delante. Todos ellos con conciertos y actuaciones que demuestran que la edad es una actitud mental y no una fecha en el dni.

¿Y cómo lo hacen? ¿Qué extraño conjuro hace que por ellos no pasen los años? ¿Será algún tipo de dieta vegana, el uso descontrolado de la célebre jalea real, algún personal coach especialmente inflexible, o los beneficiosos efectos del rock en directo, consumido a paletadas? Por si se trata de esto último, cada vez son más frecuentes las bandas de abuelos rockeros, dispuestos a pasar sus últimos días aferrados al mástil de una fender stratocaster, la guitarra eléctrica que más mola.