Inicio Mente Activa ¿Podemos defe...

¿Podemos defendernos de las noticias falsas?

La manipulación de las noticias es un fenómeno tan viejo como la misma necesidad de información que tienen los seres humanos. Pero los nuevos medios de difusión, especialmente los digitales, han multiplicado sus efectos y parece que están embaucando sobre todo a la gente mayor.

Compartir

Las noticias falsas, o fake news en inglés, son mensajes propagandísticos que no están sujetos necesariamente a la verdad, pero que causan un efecto directo en la opinión pública a la que van dirigidos. Para evitar confusiones, los expertos prefieren emplear el término “desinformación”.

Las falsas noticias han dado lugar a la llamada “posverdad”, un fenómeno que se produce cuando los hechos objetivos tienen menos influencia en la opinión pública que los que apelan a la emoción, aunque no sean ciertos.

Por ejemplo, en la victoria del “Sí” en el referéndum del Brexit, celebrado en Gran Bretaña en 2016 y cuyos efectos constituyen el principal problema de la Unión Europea y todavía perturban a millones de personas, parece que pudieron influir las diversas “medias verdades” (la desinformación) que recibieron los ciudadanos por los medios de comunicación, las redes sociales y algunos políticos poco escrupulosos.

La difusión a través de las redes sociales de noticias falsas, que intencionadamente inducen a error a los lectores, se ha convertido en un problema cada vez mayor para todos los países, según el alarmante diagnóstico que ha hecho la Comisión Europea. La existencia de organizaciones dedicadas a la difusión de estas noticias es otro de los retos a vencer, sobre todo teniendo en cuenta la dificultad de controlar el flujo de los millones de mensajes que circulan por las redes.

Todavía se recuerda el escándalo de la consultora británica Cambridge Analytica, que intervino decisivamente en la campaña de Donald Trump a la Casa Blanca utilizando datos de 50 millones de usuarios de Facebook para remitir millones de mensajes personalizados y tendenciosos en función de sus perfiles en las redes sociales.

En este sentido, la Unión Europea ha decidido declarar la guerra contra la desinformación en Internet, para lo que estudia la posibilidad de imponer nuevas obligaciones legales a las plataformas digitales como Facebook o Twitter y a los medios en toda la UE, con el objetivo de proporcionar a los ciudadanos los instrumentos necesarios para detectar las noticias falsas, poder tener mayor confianza en los medios en internet y gestionar la información recibida.

Esto es especialmente importante entre los mayores, ya que algunos estudios han detectado que la edad avanzada, es un factor que predispone a la propagación de información errónea. Según los mismos, las personas mayores de 65 años pueden tener casi cinco veces más probabilidades de compartir noticias falsas en redes sociales que los sujetos entre 18 y 25 años.

Un estudio previo del American Press Institute indicaba que un 67% de los mayores de 60 se mostraban más confiados sobre la veracidad de las noticias en general, frente a una minoría de los menores de 29 años (47%) que confiaba en la exactitud de las noticias. Esta mayor vulnerabilidad, según algunos expertos, podría obedecer al deterioro cognitivo derivado del envejecimiento, así como a su menor conocimiento del mundo de la información digital.

Compartir
Artículo anterior¿Es tan importante dormir bien?
Artículo siguienteLos mayores y la seguridad