Inicio Mente Activa Luz más barat...

Luz más barata: compruebe si puede beneficiarse del Bono Social

Usted puede beneficiarse de un descuento de hasta 180 euros anuales en el recibo de la luz, si cumple al menos uno de los siguientes requisitos: la potencia contratada en su vivienda habitual es inferior a 3 kW; es miembro integrante de familia numerosa con residencia en la casa; todos los miembros de la familia están en el paro o, por último, usted es pensionista, mayor de 60 años y percibe una pensión mínima por jubilación, incapacidad permanente o viudedad. En cualquiera de esas circunstancias podría solicitar el bono social para la tarifa de la energía eléctrica.

Compartir

EL BONO SOCIAL: QUÉ ES Y REQUISITOS PARA BENEFICIARSE

El bono social es un descuento fijado por el Gobierno que pretende proteger a los hogares con menos posibilidades económicas. Se trata de una tarifa eléctrica especial con un descuento del 25 por ciento sobre el importe del recibo, que se aplica al consumo de luz de la vivienda habitual, y es especialmente indicada para pensionistas que vivan solos o con cónyuge a cargo. Para beneficiarse es necesario tener contratada la tarifa eléctrica regulada PVPC (Precio Voluntario Pequeño Consumidor), con menos de 10 kW de potencia contratada, y es compatible con la discriminación horaria. Únicamente puede solicitarse para la residencia habitual, por lo que un mismo titular no puede tener activada esta tarifa en dos viviendas.

Muchos hogares tienen derecho al Bono Social, pero no lo solicitan por desconocimiento de su existencia, en la mayoría de ocasiones.

Se aplica a todos aquellos hogares con una potencia contratada inferior a 3 kW, siempre que se trate de la vivienda habitual del cliente. También puede ser solicitado por aquellos hogares cuya potencia contratada sea inferior o igual a 10 kW, siempre que pertenezcan a alguno de los siguientes colectivos y cumplan los correspondientes requisitos:

  • Pensionistas: personas de 60 años o más, que acrediten ser pensionistas del sistema de la Seguridad Social por jubilación, incapacidad permanente o viudedad, y que perciban las cuantías mínimas vigentes en cada momento para dichas clases de pensión con respecto a los titulares con cónyuge a cargo o a los titulares sin cónyuge que viven en una unidad económica unipersonal, así como los beneficiarios de pensiones del extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez y de pensiones no contributivas de jubilación e invalidez mayores de 60 años.
  • Familias numerosas o familias monoparentales categoría especial.
  • Desempleados: unidades que convivan en el mismo domicilio, y que todos sus miembros se encuentren en situación de desempleo.

Si usted cumple alguno de los anteriores requisitos, pero tiene el contrato de la luz suscrito en cualquiera de las variedades del mercado libre, deberá solicitar a su proveedor de energía eléctrica el cambio de contrato a la tarifa del mercado regulado PVPC (la antigua Tarifa de Último Recurso). Sólo siete comercializadoras ofrecen esta tarifa en España: Endesa Energía XXI, Iberdrola Comercialización de Último Recurso, Gas Natural S.U.R., S.D.G., EDP Comercialización de Último Recurso y Viesgo Comercializadora de Referencia, además de las dos empresas de ámbito en Ceuta y Melilla. Una vez cambiado el contrato a la tarifa PVPC, la propia compañía eléctrica deberá informarle de la documentación necesaria para solicitar la tarifa reducida.

Actualmente, el Gobierno estudia la implantación de un nuevo bono social eléctrico que ampliaría la cobertura hasta un total de 2,5 millones de hogares. El nuevo bono social se basará en criterios de renta familiar para acceder a la ayuda y, además de las ya existentes, crea también nuevas categorías de posibles beneficiarios, como la de consumidor vulnerable severo y la de hogares en riesgo de exclusión social, que podrán optar a una factura eléctrica gratuita.

El cambio normativo fija ahora las subvenciones a los consumidores vulnerables a partir de términos de renta de la unidad familiar, tomando como referencia al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Además de las familias con uno o más menores a cargo, el nuevo bono social se extenderá a los hogares con víctimas de violencia de género, víctimas del terrorismo y los hogares con algún miembro con una discapacidad superior al 33 por ciento. La nueva ordenación de estas ayudas incluye también modificaciones en los plazo para poder suspender el suministro eléctrico en caso de impago.