Inicio Mente Activa El Sistema Na...

El Sistema Nacional de Salud ¿Qué es?

La Constitución Española de 1978 establece, en su artículo 43, el derecho a la protección de la salud y a la atención sanitaria de todos los ciudadanos. Un derecho que se desarrolla en la Ley General de Sanidad de 1986, en la que se creó el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Compartir

El Sistema Nacional de Salud (SNS) es el encargado de desarrollar en nuestro país los servicios sanitarios, que son de financiación  pública, gratuitos y universales; las Comunidades Autónomas son las responsables de gestionar la sanidad pública en sus respectivos territorios a través de sus Servicios de Salud.

El SNS español garantiza el acceso a las prestaciones en condiciones de igualdad efectiva en todo el territorio y también la libre circulación de todos los ciudadanos; es decir, aunque cada autonomía gestiona la salud en su territorio, las prestaciones deben ser iguales en todos ellos y los ciudadanos tienen derecho a las mismas en todo el territorio nacional.

La asistencia sanitaria para enfermedad común y accidente no laboral en España, es una prestación no contributiva financiada a través de los impuestos e incluida en la financiación general de cada Comunidad Autónoma. De esta manera, todos los ciudadanos tienen derecho a la misma salud, independientemente de sus aportaciones en impuestos; esto es, cada persona aporta impuestos en función de su capacidad económica y recibe servicios sanitarios en función de sus necesidades de salud. Son los ciudadanos pues, a través de sus impuestos, los que aportan la cantidad necesaria para financiar la sanidad y las Comunidades Autónomas las que gestionan y pagan estos servicios.

Los servicios que el SNS ofrece al ciudadano se concretan en una cartera de servicios comunes que se actualiza con frecuencia y que garantiza la prestación de estos servicios en todo el país. Las Comunidades Autónomas, por su parte, pueden aprobar sus respectivas carteras de servicios, que deberán incluir la cartera de servicios comunes. Esto hace que existan algunas diferencias entre comunidades; por ejemplo en sillas de ruedas, prótesis, productos dietéticos y transporte de pacientes, prestaciones que requieren normalmente de alguna aportación a cargo del paciente o copago. Las prestaciones básicas son cubiertas al 100% por el seguro público.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad por su parte es responsable de establecer las bases comunes de funcionamiento y de la coordinación general de la sanidad en todo el territorio; para ello dicta las normas que fijan las condiciones y requisitos mínimos para evitar la inequidad en el funcionamiento de los servicios sanitarios. A través de la Agencia del Medicamento es responsable así mismo de la legislación y control sobre productos farmacéuticos.

Las Comunidades Autónomas son responsables de la salud en su territorio y, para conseguir una mayor eficacia y adaptar los servicios a las necesidades reales de la población, cuentan con un Servicio de Salud, que es la estructura administrativa y de gestión que integra todos los centros, servicios y establecimientos de la propia comunidad, diputaciones, ayuntamientos y cualesquiera otras administraciones territoriales intracomunitarias.

Para la necesaria coordinación que permita el intercambio de opiniones y experiencias y fomente la colaboración de todas las Administraciones implicadas, evitando la dispersión y favoreciendo la equidad y la solidaridad, existe el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), órgano permanente de comunicación e información de los distintos servicios autonómicos de salud, entre ellos y con el Ministerio de Sanidad.

Artículo confeccionado con información del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social