Inicio Mente Activa El Sistema Na...

El Sistema Nacional de Salud. Derechos y Deberes

La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Constitución Española y las comunidades autónomas, que son responsables de la sanidad pública en España, establecen y garantizan los derechos de los pacientes en este país.

Compartir

En 1994, la OMS aprobó la Declaración sobre la Promoción de los Derechos de los Pacientes en Europa, basada en la declaración Universal de los Derechos Humanos que, junto con otros textos, han ido conformando lo que hoy día llamamos «derechos del paciente».

En España, el artículo 43 de la Constitución establece el derecho a la protección de la salud. La Ley General de Sanidad recoge las bases de los derechos del paciente y la Ley de Autonomía del Paciente especifica más concretamente los derechos de los ciudadanos respecto a la información sanitaria, la intimidad y la autonomía, así como los derechos de acceso y custodia de la historia clínica.

La Carta Europea de los Derechos de los Pacientes establece los catorce derechos fundamentales que han de ser respetados en los Estados miembros de la Unión Europea para asegurar un “alto grado de protección de la salud humana” y asegurar la alta calidad de los servicios proporcionados por los diferentes Sistemas Nacionales de Salud. Entre estos están el derecho a medidas preventivas, a la información, la libre elección, la confidencialidad, la seguridad, el consentimiento, la innovación, evitar el dolor y sufrimiento innecesario e, incluso, el derecho a reclamar y a compensación.

Carta europea de los derechos de los pacientes:
http://formacion.seguridaddelpaciente.es/docs/declaraciones/CARTA_EUROPEA_DE_LOS_DERECHOS_DE_LOS_PACIENTES.pdf

El Consentimiento informado

El paciente debe ser informado, por escrito y en los supuestos previstos en la ley, de los riesgos y opciones de cualquier actuación sanitaria, además deberá otorgar su consentimiento previamente a toda actuación en el ámbito de la sanidad. Igualmente, tiene derecho a decidir libremente entre las opciones clínicas disponibles y a negarse al tratamiento, excepto en los casos determinados en la ley. La prestación del consentimiento informado es un derecho del paciente y una obligación del facultativo.

Cuando el paciente carezca de capacidad para entender a causa de su estado físico o psíquico, la información se pondrá en conocimiento de las personas vinculadas a él por razones familiares o de hecho.

Los Servicios de Atención al Paciente

Los Servicios de Atención al Paciente o al Usuario del sistema sanitario, que actualmente están presentes en la mayoría de los centros hospitalarios en España, son los encargados de canalizar las reclamaciones, quejas y sugerencias de los ciudadanos, además de velar por que se cumplan los derechos de los pacientes.

Los deberes de los pacientes

El Sistema Nacional de Salud, para ser eficaz y universal debe adaptarse constantemente a las circunstancias de sus usuarios y a los avances de tecnología e innovación. Esto exige constantemente  importantes esfuerzos, que los usuarios deben compartir de alguna forma para apoyar la sostenibilidad del sistema. Detrás de muchos de los recursos que emplea el sistema están hábitos poco saludables, como el tabaco, el alcohol o la obesidad, o poco responsables como el incumplimiento de los tratamientos prescritos o el consumo innecesario de fármacos. El sistema por su parte debe concienciar a los ciudadanos respecto a las herramientas necesarias para que se corresponsabilicen del sistema, a través de la prevención, formación e información. Un sistema que es de todos y cuyo buen funcionamiento dice mucho de una sociedad moderna y solidaria, que cuida de los que sufren o están en situación de vulnerabilidad.

Artículo confeccionado con información del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social

Reseña Panorama
Prioridad
76 %
Compartir
Artículo anteriorEl Sistema Nacional de Salud. Los medicamentos
Artículo siguiente100.000 motivos de peso