Inicio Mente Activa “Cuando tenga...

“Cuando tenga 64”, cincuenta años después

Quizá el tema de los Beatles debió llamarse “Cuando tenía 24”.

Compartir

Parece que fue ayer, pero han pasado 50 años. Cincuenta y tres, para ser exactos, desde que los Beatles, la banda musical más famosa del siglo XX, presentó la canción When I’m Sixty-Four (Cuando tenga sesenta y cuatro, 1967), un tema en el que un joven se pregunta cómo será su vida en la vejez.

MENTE ACTIVA

“Cuando tenga 64”, cincuenta años después

When I’m Sixty-Four, escrita por Paul McCartney en 1967 pertenece al álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, uno de los más representativos del grupo británico. En la letra de la canción un joven imagina cómo será la vida junto a su pareja cuando ambos envejezcan y se pregunta si ella lo seguirá amando y necesitando a pesar de que el tiempo pase y él haya envejecido.

Medio siglo después, quienes la escucharon con veinte años tienen la oportunidad de hacer balance del tiempo pasado y comprobar si aquellas expectativas y temores de juventud llegaron a cumplirse. Las personas que vivieron su juventud en las décadas de los sesenta y setenta del pasado siglo asistieron al nacimiento de una sociedad en la que por primera vez los jóvenes podían imponer sus gustos y sus intereses; una auténtica revolución (con los hitos de Berkeley y París en el 68 o la música pop y el movimiento hippy) que llevó a primer plano la cultura y la moda juvenil.

La rigidez del mundo adulto y conservador, imperante durante la primera mitad del siglo, saltó en mil pedazos impulsada por el ocio y la prosperidad de la posguerra, lo joven tomó protagonismo y, de forma paralela, fue creciendo el rechazo a la vejez e incluso a la madurez. Los hijos ya no querían parecerse a sus padres, y muchos padres empezaron a querer parecerse a sus hijos. La canción de los Beatles está inspirada en ese espíritu de temor y rechazo a la vejez, en aquel tiempo tan lejano, que para ellos se encontraba en el horizonte de los 64 años, que hoy consideramos todavía una buena edad. Pero entonces se veía así:

Cuando tenga sesenta y cuatro// Cuando me haga viejo, cuando pierda mi cabello// dentro de muchos años,// ¿seguirás regalándome botellas de vino en San Valentín y por mi cumpleaños?//

Si estuviera en la calle hasta las tres menos cuarto //¿me dejarías la puerta cerrada?//

¿Me seguirás necesitando, me seguirás dando de comer// cuando tenga sesenta y cuatro?//

Tú también envejecerás,// y si dices la palabra,// podría quedarme contigo. // Podría serte útil arreglando un fusible// cuando se fuera la luz.//

Puedes tejer un jersey junto a la chimenea,// podríamos pasear los domingos por la mañana.// Cuidar el jardín, arrancar las malas hierbas,//¿quién podría pedir más?//

¿Me seguirás necesitando, me seguirás dando de comer// cuando tenga sesenta y cuatro?

Cada verano podríamos alquilar una cabaña // en la isla de Wight, si no es demasiado caro.// Tendríamos que apretarnos el cinturón,// nuestros nietos en tus rodillas: Vera, Chuck y Dave.//

Mándame una postal, escríbeme unas líneas// dando tu opinión.// Indica con precisión lo que quieres decir. // Dame tus respuestas, rellena un formulario:// mía para siempre.//

¿Me seguirás necesitando, me seguirás dando de comer,// cuando tenga sesenta y cuatro?

Dentro de la discografía de los Beatles, Cuando tenga sesenta y cuatro es una canción notable y una auténtica rareza, sin la potencia de los temas más rockeros ni el clásico sentimentalismo de los temas melódicos de McCartney, pero muy adecuada para formar parte del álbum Sargent Peppers, sin duda el más rompedor del grupo británico. Acertada o equivocadamente, así se veía el futuro hace cincuenta años.

En Youtube hay numerosos enlaces que permiten escuchar este tema, como el que figura a continuación https://www.youtube.com/watch?v=HCTunqv1Xt4.

Reseña Panorama
Prioridad
92 %
Compartir
Artículo anteriorAmigos hasta el geriátrico
Artículo siguienteEnfermedad por nuevo coronavirus COVID-19