Inicio Ejercicio Fisioterapia:...

Fisioterapia: la beneficiosa ciencia contra el dolor

Cada 8 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Fisioterapia, para conmemorar la creación en 1951 de la Confederación Mundial de Fisioterapia.

Compartir

El Día Mundial de la Fisioterapia, instituido en 1996, resalta la importancia del trabajo de los fisioterapeutas y su contribución a la salud pública y al bienestar de las personas de cualquier edad, pero muy especialmente a los mayores con problemas de movilidad.

PÁGINA EJERCICIO

La fisioterapia es una de las disciplinas más antiguas de la sanidad (ya en la Grecia clásica los fisioterapeutas cuidaban del cuerpo de los ciudadanos, por no hablar de las milenarias técnicas chinas), pero la World Confederation for Physical Therapy (WCPT) no se creó hasta 1951. Ya en el siglo XIX la fisioterapia experimentó un auge formidable; las guerras, primero,  el apogeo del deporte, después, y el crecimiento de la esperanza de vida más tarde, han consolidado una disciplina en la que los conocimientos técnicos y las “buenas manos” de los especialistas son primordiales a la hora de obtener resultados casi mágicos en el campo de la rehabilitación y la recuperación funcional.

Las Ciencias de la Salud disponen de cuatro ramas básicas para curar, prevenir y readaptar a los pacientes: la farmacología, la cirugía, la psicoterapia y la fisioterapia. Según la Organización Mundial de la Salud, la fisioterapia es una disciplina que ofrece un tratamiento terapéutico y de rehabilitación no farmacológica para diagnosticar, prevenir y tratar síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas, por medio de técnicas manuales (estiramientos, tracciones, masajes, etc.) como de agentes físicos (electricidad, ultrasonido, láser, calor, frío, agua, etc.).

El fisioterapeuta es un profesional sanitario con formación universitaria y estudios terapéuticos. En España, esos estudios se concretan en un título de grado en Fisioterapia (cuatro años), que suele complementarse con diversas especializaciones (doctorados, másteres), como pueden ser deporte, neurología, aparato circulatorio, geriatría, ortopedia, pediatría, rehabilitación, etc. Respecto a la fisioterapia es importante saber que cualquier persona que sufra algún tipo de lesión que comprometa músculo, huesos y/o tendones, debería pasar por una serie de sesiones con un fisioterapeuta, para que su cuerpo no se resienta ni pierda movilidad o, incluso, reaprenda a realizar aquellas tareas que anteriormente podía llevar a cabo de manera natural.

La fisioterapia está especializada en el estudio dinámico del cuerpo; es decir, los movimientos de las articulaciones y los ligamentos, así como los problemas posturales que pueden ocasionar algún tipo de lesión. Su objetivo es promover el bienestar, movilidad e independencia de los pacientes, a la vez que prevenir y tratar muchos problemas causados por enfermedades, malas posturas, dolores, disabilidad, discapacidad y lesiones deportivas.

Aunque en el ejercicio de su actividad profesional el fisioterapeuta puede emplear habitualmente diversas tecnologías, sin ningún género de dudas su herramienta principal es su propio cuerpo y, muy especialmente, las manos. Así, la terapia manual es el espacio natural de estos profesionales que también se ayudan de otras tecnologías sanitarias, como corrientes eléctricas, ultrasonidos, terapias de calor y frío, hidroterapia, mecanoterapia (aparatos), magnetoterapia, laserterapia, etc.

Cuando las cosas que hacíamos anteriormente se nos antojan imposibles, los tramos de la escalera de casa se triplican, el paseo de cinco kilómetros nos lleva toda la mañana o envidiamos la agilidad con la que Tom Cruise se pone los calcetines, no hay que tirar la toalla y empezar con las lamentaciones, tal vez haya llegado el momento de visitar a un fisioterapeuta. Con sus conocimientos y con la magia de sus manos, seguro que en un tiempo prudencial podremos alcanzar nuevamente los vasos y platos de la balda más alta de la alacena.

Artículo confeccionado con información de la Organización Mundial de la Salud y Colegio Profesional de Fisioterapeutas Comunidad de Madrid.

Reseña Panorama
Prioridad
91 %
Compartir
Artículo anteriorDepresión: otra secuela de la COVID-19
Artículo siguiente¿Por qué una vacuna?