Inicio Ejercicio Beneficios de...

Beneficios del ejercicio frente al cáncer de próstata

Ejercicio para alargar la vida.

Compartir

Los beneficios de la actividad física son múltiples. En el caso del cáncer, cada vez hay más evidencia de los efectos positivos que tiene la práctica de ejercicio regular y de llevar una vida físicamente activa para prevenir algunos tipos de cáncer, como el de próstata, colon o mama.

PÁGINA DE EJERCICIO

Beneficios del ejercicio frente al cáncer de próstata

En el caso concreto del cáncer de próstata, la actividad física tiene un impacto positivo en la supervivencia y en la calidad de vida de estos pacientes. Hay evidencia científica que ha demostrado que los hombres que realizan actividad física enérgica, como por ejemplo montar en bici, jugar al tenis, correr o nadar, durante más de 3 horas a la semana, pueden reducir su riesgo de muerte por cáncer de próstata hasta en un 61%1.

Existe suficiente evidencia científica que demuestra que la inactividad física o llevar una vida sedentaria aumenta el riesgo de desarrollar muchas enfermedades crónicas como enfermedades del corazón, diabetes tipo 2, sufrir un ictus o algunos tipos de cáncer. Los efectos para la salud de la inactividad física son similares a los de la obesidad y el tabaco, y se estima que es la causa de hasta un 10% de estas enfermedades2.

Dejar de fumar, seguir una dieta saludable y reducir el consumo de alcohol son medidas que han demostrado ser eficaces en la prevención y en el tratamiento de algunas enfermedades. La actividad física es un elemento de gran importancia que puede ayudar a prevenir algunas enfermedades por lo que llevar una vida físicamente activa en la que incluyamos el ejercicio de manera rutinaria en nuestro día a día solo puede traernos beneficios para nuestra salud y calidad de vida.

Algunos de los tratamientos utilizados en el manejo del cáncer de próstata pueden tener un gran impacto en los niveles de energía de los pacientes, provocando fatiga, debilidad física, pérdida de masa muscular, así como pérdida de densidad ósea entre otros. Todo esto puede impactar en su capacidad para llevar a cabo las tareas cotidianas del día a día con normalidad.

Los ejercicios aeróbicos combinados con los ejercicios de fuerza pueden ayudar a reducir algunos de estos efectos como la fatiga y mejorar la calidad de vida de los pacientes, e incluso pueden reducir y revertir efectos como la pérdida de masa muscular.

Algunos ejemplos sencillos de ejercicios de fuerza son subir las escaleras, levantarse y sentarse en una silla repetidamente, hacer flexiones contra la pared. Para más ejemplos se pueden ver estos vídeos:

https://www.masqueabuelos.com/ejercicio/piernas/

https://www.masqueabuelos.com/ejercicio/brazos/

En pacientes con cáncer se suele recomendar que los ejercicios sean dirigidos y que estén individualizados a cada persona. Es importante que los pacientes con cáncer de próstata hablen con su médico para que les recomiende el tipo de ejercicio más adecuado para ellos. Existen algunos programas de ejercicio y fisioterapia para personas con cáncer llevados a cabo por algunas asociaciones de pacientes como el Grupo Español de Pacientes con Cáncer, GEPAC. Para más información sobre sus programas de apoyo a pacientes con cáncer de próstata puedes ponerte en contacto a través de la dirección de correo electrónico contigoprostata@gepac.es o llamando al teléfono 91 833 60 21. Tienes más información en la web: http://www.gepac.es/gepac-contigo-cancer-de-prostata/.

Por todo ello, caminar puede ser una magnifica opción tanto para recuperarnos de algunos problemas como para prevenirlos antes de que aparezcan. Ya sean 4.000, 7.500 o 10.000 los pasos que demos, lo importante es ponerse las zapatillas y empezar a caminar. Un pequeño reto para el día que sin duda tu cuerpo te acabará agradeciendo.

Referencias

1.- Physical Activity and Survival After Prostate Cancer Diagnosis in the Health Professionals Follow-Up Study

https://ascopubs.org/doi/10.1200/JCO.2010.31.5226?url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori%3Arid%3Acrossref.org&rfr_dat=cr_pub++0pubmed&

2.- Effect of physical inactivity on major non-communicable diseases worldwide: an analysis of burden of disease and life expectancy

https://www.thelancet.com/action/showPdf?pii=S0140-6736%2812%2961031-9

Reseña Panorama
Prioridad
99 %
Compartir
Artículo anteriorLa memoria y el fútbol
Artículo siguienteEl divorcio en la edad tardía